55 LUNAS

Paisaje como enseñanza, idas y venidas con punto fijo en ningún sitio, en el
aire y sin fijar la poesía del descubrimiento, de los pasos acelerados.
Subir montañas una y otra vez, recordar esa historia de amor desde siempre,
quizás anterior a mi propia vida.
Enseñanza oculta en el fino respirar a más de 6000m de altura, en el
resquebrajarse del hielo por los crampones, en la roca fría de las cimas de los
Alpes.

P1120106 P1120110 P1120128 P1120131

 

Bosques, lluvia infinita, viento; naturaleza fuerte y sincera, naturaleza de las
montañas, esencia intensa y enamorada.
Y lunas, pocas lunas, 55 noches bajo el cielo rojo, bajo el cielo oscuro,
esperándola.
55 noches sin un techo, sin un asiento, sin una cama… Pero sobre todo 55
noches sin ella, sin luna; perdida en el abismo del cosmos, del infinito y los
corazones tristes.
Es desde ahí, desde el corazón, donde nace la pureza, las ganas de descubrir,
salir, perderse y encontrarse a uno en esa pérdida. Una pérdida siempre será
un encuentro.

 

 

P1120162 P1120164 P1120197 DSCN0344

 

IMG_8411

 

Gentes, rostros, kilómetros y kilómetros, cimas, nubes, nieves, glaciares,
aristas, miedo, rayos.. Sencillamente vida. Sencillamente correr por montaña
como pasaporte al infinito.

 

 

20140724_153926 20140724_153935 20140724_153953 Pamir Snow Pamir

 

De los Alpes al Pamir y vuelta a los Alpes.
Muchas, muchas montañas entre ellas, desde el Belvedère o l’Aiguille de Tour
al Petrovski o Razelnaya, volviendo a les Aigulles Rouges o les Grands Montets,
le Prairon o l’Aiguille Verte…
Sobre todo aquellas montañas escondidas, solitarias y ajenas a todo; aquellas
que no poseen nombre y no quise ponérselo. Montañas románticas de las
cuales no hace falta saber nombres, solo conocerlas a ellas.

 

 

IMG_8350

IMG_8317 IMG_8321 IMG_8322 IMG_8310 IMG_8241 IMG_8243

Antes de estas montañas, sueño de cualquier enamorado, un gran susto, el
mayor accidente que he tenido en mi corta pero intensa vida; el Espigüete,
montaña querida, alpina, emblemática y , porque no, a veces también
peligrosa. Esta vez me dio un buen bocado en su cara Norte, en un descenso
tras haber subido por su precios arista Este; se tomó un tiempo para lanzarme
al vacío, a sus entrañas, en una interminable caida de más de 200m de
desnivel, hasta chocar con una gran roca, que frenó lo inevitable.
Afortunadamente la montaña sólo quiso un bocado aquel día de finales de Junio
y en algo menos de dos semana volví a correr por las montañas…

IMG_0003 Calabaza

 

Y ahora Pirineos, montañas de infancia y montañas de siempre. Por fin pude
establecer una pequeña casa en uno de sus muchos valles, mirar cada día sus
cimas airadas, sus tormentas, correr por sus bosques y sus pedreras…
Oler el viento seco que se cuela por sus rocas y balancea sus hojas…

 

IMG_8693 IMG_8689 IMG_8665 IMG_8652 IMG_8651 IMG_8645 IMG_8612 IMG_8615 IMG_8629 IMG_8641 IMG_8610 IMG_8588 IMG_8597 IMG_8599 IMG_8604 IMG_8606 DSCN0401 DSCN0402 DSCN0419 IMG_8584 IMG_8586 DSCN0395 DSCN0388 IMG_8699 IMG_8700 IMG_8704 P1050858
Tras el intenso verano, mi pierna al final dijo basta y hasta hoy no a querido
moverse, y yo, como no, la he respetado… Quizás, con algo de suerte , quiera
volver a correr por allí arriba, donde los ojos miran y la mente sueña desde el
valle, este otoño…
Un fuerte abrazo a todos los que habeis querido compartir algunas aventuras
estos días, a Gabi, Toni, Carlos, Arnau,Thomas, Pulak, Robert,Paula, mi hermana
y mi madre.
17/09/2014 en Villanúa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s